28 de noviembre de 2007

..

No te entrometas, espina traicionera, en el manto de este cielo
en el camino de mis estrellas no inmiscuyas tu fragor.
Quién te ha llamado, ponzoñosa, entrometida flor de la perfidia?
Cómo te atreves a desafiar esta pasión?

De fragancias ya hemos sabido,
timadoras de deseos,
hurtadoras de ilusión.

Astilla, vete.
Arrastra el purpúreo líquido,
mancha tu camino,
sangra tu destino.

Pero no atines, Araña, ni vuelvas con tu veneno.
Ahogada en desasosiego no procures regresar.

24 de noviembre de 2007

No way!

Se acabaron aquellos días en los que solía creer que mi psicóloga no era un ser humano.

Me pregunto si al resto de la manada psicoanalizada le sucederá lo mismo. Están los que se enamoran de sus psicólogos, los que los odian, los que secretamente los aman pero superficialmente hacen de cuenta que los aborrecen, los que dependen irremediablemente de ellos, los que no saben para qué van, los que entienden perfectamente por qué, los que piensan que son sus mejores amigos, los que no les cuentan "todo" porque les da vergüenza, porque eso acarrearía 4 años más de terapia y muchos bolsillos volando con maripositas, porque en realidad se drogan y ni ellos lo saben y claro, "cómo se lo voy a contar al psicólogo?".

En fin, a mí no me pasa ninguna de esas que nombré más arriba...creo, espero. Sin embargo, he llegado a sentir que mi psicóloga es un ente, nunca pensé en ella como ser humano e independiente, con vivencias, de carne y hueso, con sangre, que se tiñe el pelo, que se pinta las uñas, que parece una mula un día de humedad, que se pone nerviosa, que es una chain smoker, que vaya uno a saber qué hace con las cosas que le cuento, se psicoanalizará ella también? fumará porro antes de dormir? tomará vodka para ahogar las penas ajenas?

Todo se acabó cuando supe que en sus años mozos, digamos...por mi edad, fue maestra jardinera en una escuelita de chicos faltos de muchas cosas y de sobre todo: cariño.

Y bueno...eso


Cómo dice?

15 de noviembre de 2007

9

"Supe yo de suspiros, supiste tú suspirar"





Te amo

14 de noviembre de 2007

.

Una barrera inquebrantable a punto de sucumbir. La sangre que la contiene se revuelve entre las penumbras de lo que solía ser su hogar, pero ya no lo es más. Un nuevo sendero aparece y la guía para que escape de su propia barrera que ella misma crea. Su espejo no miente, sabe lo que le devuelve y gira, y gira, y gira. Se pide clemencia a sí misma, se pide piedad a sí misma, se pide que un río la arrastre hacia la superficie y cuando ve finalmente la luz ya no entiende por qué está allí, por qué no lo pudo retener, por qué ese río dejó de ser suyo, por qué su río ya no es ella. Y sonríe, se dejó arrastrar y sonríe. Le sonríe con los labios húmedos de besos y lágrimas, le sonríe con los ojos y se entremezclan en pasiones míticas que únicamente entre ellas saben descifrar.
Sigo esperando, deseosa, el momento en que mis manos derrumben la muralla, la rompan, la resquebrajen, la golpeen y deje pasar el caudal en su interior. Que lo recorra, que nade, brote y remueva el frío.