31 de agosto de 2010

I know you are reading this poem
in a room where too much has happened for your to bear
where the bedclothes lie in stagnant coils on the bed
and the open valise speaks of flight
but you cannot leave yet.
I know you are reading this poem
as the underground train loses momentum and before running
up the stairs

toward a new kind of love
your life has never allowed.



29 de agosto de 2010

memory. recuerdos. memuerdos.
Tres horas. 
Loop. De palabras, ruidos, gestos, elementos, bicicletitas. 
Tres horas: miro, escucho, reconstruyo, el recuerdo, tu memuerdo, que reconstruís, para vos, para los demás. 
Tu memuerdo en loop se vuelve intruso en mi mente, esponja, tres copas después, tres horas después y en mi sueño desde-arriba-te-miro-hacia-abajo te convertís en loop. 
En loop te siento, detrás, tu respiración, tu mano, que estira, la mía, el deseo, te deseo, tu pecho, en mi mano, en tu pecho, me desvanezco, y de nuevo, te vuelvo a empezar. 
En loop no sé cuándo te sueño y cuándo sos real...

22 de agosto de 2010

Es inevitable que te nombren
y es inevitable que te vean
y que me-te nombren
y que me-te vean
y que pregunte
y que el
espacio
sea
...

21 de agosto de 2010

Now the stage is bare and I´m standing there
With emptiness all around
And if you won´t come back to me
Then they can bring the curtain down

15 de agosto de 2010

La belleza de lo efímero, de saber que no aunque a veces suceda que sí sin la necesidad de preguntar, la belleza de que no importe porque esa sensación tibia es más que cualquier otro tipo de inconveniente temporal. La belleza de una palabra dulce y el regalo inesperado en tu mejilla, la ductilidad de tu abrazo. Es bello que no lo sepas y es más bello que seguramente lo sospeches y todavía más bello que seguramente ella lo confiese antes de que parta con las mismas palabras que escuchamos que se le escapaban mientras te observábamos todas las demás con la visión un poco distorsionada porque en ese momento te bajaste del puente, según dicen, y te sacaste los lentes para ponerte a bailar...*




* cortesía de

14 de agosto de 2010

 
Probarse los anteojos de una persona con astigmatismo
es similar a la sensación de estar enamorado. 

13 de agosto de 2010

Albahaca, where art thou?

10 de agosto de 2010

¡Qué lejos que se puede llegar!
¿Acostarte a las cinco de la mañana para levantarte a las siete todos los días?
¿Abrir la ventana, prender un cigarrillo y vaciar lo que queda de una botella de vino por el balcón?
¿Ir a un lugar, sola, para encontrarte con eso mismo que no te querés encontrar?
¿Insistir, una y otra vez, con lo que ya no se puede insistir?
¡Jugar con los silencios!


Qué errático, año coco, menos mal que ya te fuiste. Te miro a lo lejos y sos lo único que no me genera nostalgia. Pero-ni-por-casualidad.


¡Te arrojo el guante!

9 de agosto de 2010

food for thought

Padre no es el que lo hace
Padre es el que lo cría

Estas palabras no tan sencillas las dijo hoy en la mesa un hombre simple, de manos curtidas y, al parecer, ideas bien acomodadas. Esas palabras sirvieron de disparador para eso que, así como surgió tempestivamente mientras leía un libro, olvidé por unos días gracias a esa maravilla que mi psychoanalista llamaba mecanismo de autodefensa. Ese libro poco y nada tiene que ver con todo lo que ocurrió inmediatamente después de haberme tropezado con un nombre que, contra mi deseo y el de muchos, dejó su huella en algunos de los caminos que elegí transitar. Ese nombre me dio electricidad en las manos, me nubló la vista y me hizo apretar con fuerza los labios. Y el libro terminó en penitencia por algo que no había hecho. 
Como quien no quiere la cosa, le reclamaron las fotos que supuestamente ya había visto. Vos estas fotos ya las viste, pero yo no, y me gustaría verlas. Como quien no quiere la cosa, se puso a ver las fotos con ella. Se dio cuenta de que esas fotos en particular no las había visto nunca, tampoco podía establecer desde cuándo, cómo y, mucho menos, por qué esas fotos existían. Había caras conocidas, otras no tanto, y otras directamente olvidadas. Mecanismo de autodefensa lo llamaba su psychoanalista. Las fotos las pasó rápido, total ella no estaba y todo se veía muy aburrido, acartonado. ¿Dónde están las caras felices? ¿Qué estaban festejando? Vos no estabas, pero ¿por qué no estabas? No me acuerdo... No tenía por qué estar ahí. Tampoco hubiese querido estar. 
Y después siguieron las otras fotos. En esas fotos sí se vio, se encontró y se gustó a sí misma. Se dio cuenta de que se quería, que los quería a ellos, y que ellos también la querían. En la familia no se nace, la familia se adopta (y todas esas cosas, tan ciertas, que terminan por desvirtuar las propagandas de agüita saborizada)*. A ellos, todos, los había adoptado y los sentía tanto como a su propia carne. Todos esos nombres no están en sus genes, pero son un torrente que fluye por sus venas como su propia sangre. Esas fotos las pasó lentamente, saboreó cada una y se detuvo en aquéllas en las que la memoria fotográfica se convertía en algo más. Gracias a esa tranquilidad para detenerse a mirar, y no solamente ver, se dio cuenta de que había un nombre que faltaba. El nombre por el que el pobre libro terminó en penitencia. Ese nombre no estaba (y no volvería a estar nunca, entendió en ese momento), porque también lo habían puesto en penitencia. Todos ellos, los que tanto la querían, lo habían castigado. Y el castigo era el exilio. 


Es posible que ese hombre simple, de manos curtidas y, al parecer, ideas bien acomodadas, nunca lo sepa. Pero hoy, en la mesa que compartían, demostró que el alimento también está en la musicalidad de las palabras.










*A la merde con la familia del agua saborizada

8 de agosto de 2010

arácnido en tu pelo

6 de agosto de 2010

volver, volver

No podía ser de otra manera.
(que el tango. que la no-peña de despedida. que lo voy a extrañar)
Que de tanto pensar, terminé decapitando a Mafalda.

4 de agosto de 2010

I shall be telling this with a sigh
Somewhere ages and ages hence:
Two roads diverged in a wood, and I-
I took the one less traveled by,
And that has made all the difference.



2 de agosto de 2010

M: ¿Y el cuore?
S: Está fuera de servicio.
M: ...
S: Bueno, y convengamos que nadie lo viene a reparar.
M: ...


Cortito y conciso, como tiene que ser.

1 de agosto de 2010

Caña con ruda (la que sobrevive en mi balcón) para espantar la mala onda, limpiar la sangre y prepararte para lo que se viene. No sé si la tos inmediata fue por lo fuerte de la caña, lo inmundo del trago o porque la mezcla empezó a cumplir con su propósito...